Publico, luego existo: Un mes de riguroso parón

In General by Carlos A. Oliveras36 Comments

Hoy se cumple un mes y un día de la entrada donde anunciaba el parón veraniego. Como ya expliqué entonces, el tema de hacer vídeos no lo veo muy claro, pero de momento sí que pensaba ir publicando alguna que otra entrada de blog (o sea, texto), ni que fuera a bajo ritmo y sobre cualquier chorrada o tema menor. No es que tuviera una frecuencia específica en mente, y menos aún para julio-agosto, pero tampoco pensaba que fuese a pasar un mes sin publicar nada de nada, y es por eso que quería publicar esta entrada para explicar al menos la razón. Iba a decir que así, de paso, también pongo al corriente a amigos que siguen el blog y que estarán preguntándose por mi misteriosa desaparición, pero no quiero engañaros.

Intento llenar una sala de gente interesada en saber de mí, y pasa esto.

El motivo de esta actividad aún menor a la esperada es que he estado levemente pocho, y de hecho aún lo estoy. Cuando publiqué el vídeo y entrada de blog previos, ya comenté que tenía algún tipo de infección respiratoria, que suena muy grave pero viene a ser como un resfriado solo que dándote importancia, a ver si alguien se preocupa por ti. Desde entonces, he estado con mejoras y recaídas, aunque no sé si la causa de las recaídas ha sido la infección original o simplemente he ido encadenando una bacteria con un virus y un virus con un microbio, porque se ve que mi organismo es así de generoso cuando se trata de acoger microorganismos. Sobra decir que, a falta de explicación en sentido contrario, manejo como principal hipótesis que Mangalick me ha enviado toxinas igual que hacen los rusos con los espías descarriados. Maldito canalla…



Pero no solo eso. Se da la causalidad de que justo antes de ponerme malito, había estado otras 3 semanas encontrándome francamente mal por un asunto relacionado con un medicamento – fue durillo pero tampoco es plan ahora de enrollarme con los detalles o se nos hace de día. El resumen es que entre una cosa y otra, llevo 2 meses sin encontrarme bien del todo, y con muy poca actividad, más allá de ir a médicos, pruebas y ese tipo de cosas. En un futuro, los niños estudiarán en las escuelas que España tuvo un sistema de salud público, pero que un tal Carlos Oliveras y sus misteriosas afecciones terminaron por quebrarlo. Será lo único grande que habré conseguido hacer en la vida.

Cuando los del laboratorio de los análisis me ven venir, ya ponen a calentar todas las centrifugadoras de plasma y suero.

Bueno, hablando en serio, aunque hace un mes sí que tuve unos días de encontrarme peor, ahora llevo semanas en que, sin estar bien, tampoco estoy mal. Esto suena a cantamañanas clásico de toda la vida, pero no, hablo en serio. Simplemente, tengo síntomas leves de “pochez” – alguna décima de fiebre, malestar, dolor de cabeza y ese tipo de sensaciones. Temo desarrollar también codo de tenista o algo así, porque como me he tenido que poner mucho el termómetro y el digital está como las maracas de Machín, he terminado regresando al de mercurio con la esperanza de que sea más preciso. Y para bajarlo luego, hay que meterle tales sacudidas centrífugas, que tengo los epicóndilos al filo de la tragedia. Y por si todo esto fuera poco (que lo es, tampoco vamos a engañarnos), también he recibido alguna que otra tanda de antibióticos que me han hecho escagarrinarme vivo, con perdón, y que luego te dejan algo “chafado”.

 

He de reconocer que esto por sí solo tampoco es una excusa sólida para no haber publicado nada, ya que he estado perdiendo el tiempo delante del ordenador cada día, dedicando un número considerable de horas a pegarme “maratones” de youtube (la típica sesión donde empiezas viendo vídeos de fotografía, y sin saber cómo, acabas en uno donde hacen trucos de magia para sorprender a koalas). Además, me he entregado a una estricta dieta a base de heladitos que consumo mientras veo películas. Muy duro todo, sí, pero soy así de sacrificado. De hecho, con tanto estar pocho, me he pegado tal repaso cinematográfico y de series para pasar el rato, que me he puesto al día de lo que no había visto los últimos años. Y, hombre, alguna cosa productiva he hecho también pese a todo, no os penséis que todo ha sido cachondeíto, vagueo y bajar termómetros de mercurio a golpe de codo y muñeca. De modo que, para ser sincero, no habría sido tan difícil ponerme un poco las pilas y teclear cuatro cosas para el blog. Pero yo pensaba que estos achaques remitirían mucho antes, así que estaba esperando a ponerme bien del todo antes de publicar nada, simplemente para hacerlo en condiciones y sin dar tanta pena. Claro que también podría ser que si hubiese estado bien, hubiera hecho lo mismo (nada). Por desgracia, ya nunca lo sabremos.

El médico prácticamente me condenó a muerte prohibiéndome los aires acondicionados, las corrientes de aire y, en general, cualquier cosa contra el calor. Pero no dijo nada sobre los heladitos. ¡Fastídiate, matasanos!

Como consecuencia de esto, y dado que durante estos dos meses no he estado para mucha salida fotográfica, tampoco he hecho tantas fotos – a decir verdad, solo un día he cogido una cámara, aunque muchos días fantaseo con salir a hacer fotos y al final lo dejo por el malestar. Y aunque sí que uso Photoshop y Lightroom a diario para temas de otra gente, no los uso tanto para mis cosas personales, o no de la misma forma que antes, así que tampoco he tenido tanto en la cabeza el blog y posibles temas para publicar entradas.

Las pocas fotos que he hecho han sido con el móvil en centros de salud. Me da a mí que este año tampoco me descubre ningún cazatalentos.

En fin, en vista de que no sé cuándo estaré bien del todo, ya intentaré ir poniendo algo aquí entre visitas al ambulatorio y a la farmacia, que siempre queda hueco. Como dije al principio, no sé con qué frecuencia lo haré, pero espero que no pase un mes entero hasta la próxima entrada. De momento solo quería poner al corriente del asunto a la gente – no porque me crea tan importante, sino porque al menos así tengo excusa para publicar algo, y que no se me quede el mes de julio entero “en blanco”. Todo sea por maquillar mis estadísticas blogueras, aunque sea de forma rastrera.

Pues nada. Como siempre, gracias por su atención y a ver si hago algo medio productivo para el blog en un plazo razonable de tiempo. Un abrazo y espero que estéis disfrutando del verano o al menos sufriéndolo lo menos posible.

P.D.: Sé que lo de marcar la casilla de “Aceptar privacidad” para poner comentarios es un coñazo. Yo también la sufro cuando he de contestar a un comentario. Dadle las gracias a la Unión Europea y su manía de regularlo todo – cómo serán de metementodos, que hasta han prohibido los termómetros de mercurio como el que yo uso. ¡Dejadnos vivir, leñe!



Etiquetas: , , , , , , , , ,

Comments

  1. Eres el tío más Grande que he tenido el privilegio de conocer en mi ya larga vida. De paso, me he partido el culo de la risa con este último escrito tuyo.

  2. te sigo desde los principios carlos eres grande y ese buen humor que te caracteriza te aydara en ocasiones xungas, nada que cuando queiras te paso a buscar y foteamos un rato,,que lo digo en serio, soy de cornella y me plato en barna en un plis plas tio

  3. Hola Carlos… Un super gusto saber de ti nuevamente, sobre todo con tu gran sentido del humor, que mal que aun sigas con los efectos secundarios de esta enfermedad, que bueno saber que sigues aqui, y pues nada un abrazo enorme y la mejor de las vibras espero tu salud mejora y sabes que cuando decidas publicar algo aqui estaremos esperando…..Saludos : )

  4. Author

    Quería haber respondido al menos algunos de vuestros comentarios pero lo fui dejando y… en fin, para reparar el mal causado por mi atraso en contestar, me he propuesto una tarea titánico-apocalíptica que solo un ídolo de mi talla podría afrontar: responder todos los comentarios de esta entrada! Vamos allá:

    Francisco Márquez: Gracias!

    Ricardo David Sánchez: Muy amable. Por aquí sigo de parranda por ambulatorios y similares. Saludos.

    Juan Luis Leo Lobato: El epicóndilo se encuentra estable dentro de la gravedad, con pronóstico reservado 🙂 Gracias por comentar.

    Luisa Marilis: Muchas gracias… un saludo barcelonés.

    Rosendo Concejero: Gracias 🙂

    Agustín Silva: Yo también hecho de menos el afecto de estos comentarios! Muchas gracias y un saludo.

    Carlos de Stefano: Gracias mil, un saludo para ti desde Barcelona 🙂

    Nahuel: Aburrirme no me aburro, eso nunca. Otro abrazo para ti!

    Jose Diaz: Gracias por tus buenos deseos, abrazos.

    Luis: Bueno, desde épocas recientes sí tengo aire acondicionado (donde está el ordenador, que es dondee más hace falta), posiblemente el mejor invento de la humanidad después de los helados, pero lo he de usar con moderación por si acaso. Lo del abanico ya sería mucho esfuerzo para mí xD Saludos.

    Guillermo: Muchas gracias 🙂

    Pedro Maria López Sastre: Cuídate tú tambíen, gracias!

    Luis: Gracias, un abrazo!

    Josefina: Gracias… pero como veo que para largo lo de recuperarse, mejor será que intente dar señales de vida ni que sea ocasionalmente. Un saludo.

    Javier Casquero Tomás: Bueno, eso de que no es la cámara sino el camarero, se dice mucho pero habría que someterlo al método científico… es cierto, pero yo lo pondría matices. De todos modos, mi problema más que de material es de salir poco de casa. Gracias por tu comentario!

    Ana: Gracias, buen verano para ti también.

    Josep Miquel Moneny: Gracias, yo también echo de menos los comentarios de tanta gente que, pese a que no la conozco personalmente, me desea el bien y eso siempre es de agradecer y reconforta. Salut.

    Cudafly: Me había dejado tu comentario en la primera “pasada”, sorry. Muchas gracias por la paciencia y el apoyo, un saludo 🙂

    Omnifoto: Oh, el ilustre fotografodigital. Me has descubierto, maldito! xD Muchas gracias por pasar y por tu comentario.

    Mirta Valencia: Es verdad, disculpad porque siempre hablo como si fuera verano en todas partes, pero bien me consta que en el hemisferio sur las cosas son distintas! Ah, si pudiéramos intercambiarnos calor por frío algunos días al menos…! Gracias por comentar, un saludo.

    Tomva: Me salté tu comentario en la primera tanda de respuestas, sorry. Es verdad que al menos coincide con meses de menos actividad, además de que la gente estará por ahí disfrutando de sus vacaciones, supongo. Muchas gracias por el apoyo, un saludo.

    Paz: Cómo voy a olvidarme de vosotros, si no soy nada sin vuestros comentarios y visitas! Gracias.

    Marcelo: Muchas gracias, otro abrazo para ti.

    Carlos Javier: No me cabe ninguna duda de que Mangalick tiene algo que ver, ese tío quiere mi ruina, pero no podrá conmigo porque mala hierba nunca muere xD Muchas gracias.

    McPaky: Sí, un poco mejor aunque como no he llegado a estar especialmente mal, tengo poca variación. Suena a cuento chino pero es como lo digo, no estoy demasiado mal pero tampoco me encuentro bien. Una cosa rara de esas que solo me pasan a mí… Ah por cierto que ya tomé probióticos, sino temo que el escagarrinamiento (con perdón) habría sido aún peor. Eso sí, en total, 30 eurazos que me dejé en la coña esta (Ultralevura). Gracias por tu comentario.

    Jose: Ánimo y a sobrellevar ese duro invierno argentino lo mejor posible. Como le decía a otra persona más arriba, ojalá pudiéramos intercambiarnos algo de calor y de frío! Gracias por tu comentario.

    Jose Manuel Gómez: Es cierto, es lo que tiene ser un ídolo, todos buscan mi ruina. Asumiré esta gravosa carga con la entereza de un héroe xD Gracias.

    Jesús: El humor es lo último que se pierde… espera, ¿o era la esperanza? Bueno ahora que solo me queda el humor, ya es tarde para cambiar de idea xD Gracias.

    Jose María Aquiso: Gracias, aunque solo sean palabras, las buenas intenciones/deseos y la comprensión ayudan. Un saludo.

    Aitziber: Sí, sentirse apoyado y querido siempre es bueno, aunque a la vez siempre siento que no merezco esta atención, pero por supuesto la agradezco mucho. Abrazos!

    Javier Rey: Hala, exagerao! Pero me alegro si te has reído con mis patochadas, muchas gracias por pasar y comentar, un saludo 🙂

    David Palleja: Sí que soy grande sí, y con tanto heladito más grande que me estoy poniendo jeje. Tomo nota de la oferta aunque ahora mismo por el malestar salgo poco y a afotar menos… pero como digo te agradezco el detalle, eres muy amable. Un abrazo.

    Armando Robles: Sí, por aquí andamos pese a todo. Muchas gracias por el apoyo y por tu comentario.

    —————————–

    Si me he dejado a alguien, perdonadme! O si comenta alguien más y no le contesto específicamente, que se dé por agradecido telepáticamente, que a veces me lío con tanto comentario o simplemente no llego a todo.

    De nuevo, gracias a todos.

  5. Hola Carlos, espero que te recuperes pronto, aunque con estos calores no será muy facil estar a gusto.
    Tienes la playa cerca y si no te lo ha prohibido el médico, pues un remojón de vez en cuando iría bien, también añadiría un antivirus, si el Panda no te da resultado , prueba el Kaspersky , que los virus en verano se hacen mas fuertes.
    Cuídate. Un abrazo
    Ah, por poco que puedas escribe algo, siempre es muy interesante leerte.

  6. Cuidate mucho y cuando puedas vuelve a los videos que como yo seguro que mucha gente los hecha de menos
    Saludos

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.