Cámaras bridge o “superzoom”: Análisis de usuario de la Panasonic Lumix DMC-FZ200

In Análisis by Carlos A. Oliveras79 Comments

Y llegamos finalmente a lo que ha motivado esta serie de entradas: la camarita de marras de Panasonic. Para quien se haya perdido las entradas anteriores, aquí está la primera y aquí la segunda. Este análisis, aunque tenga una parte de descripción técnica, es más bien una narración de mis impresiones con el cacharro, y su adaptación a mis necesidades específicas.

La cámara trae parasol (en esta foto no sale) y admite el uso de filtros de 52 mm.

La cámara trae parasol (en esta foto no sale) y admite el uso de filtros de 52 mm.

De entrada, al sacarla de la caja, lo primero que me llamó la atención fue lo poco que pesaba, incluso teniendo en cuenta que aún faltaba ponerle la batería, la tarjeta de memoria, la tapa del objetivo, la correa y el parasol (cuya colocación es opcional). De hecho, llegué a pensar que aquello era una carcasa vacía: quizá me había liado y lo que había encargado era, en realidad, una réplica de cartón piedra de la cámara, o un carísimo dispensador de caramelos en forma de máquina de hacer fotos. Por supuesto, era la cámara real, pero no recordaba que estas cámaras tuvieran un “tacto” tan juguetil. Dicho esto, enseguida comprobé que el agarre de la cámara es bueno, gracias a la empuñadura tipo “réflex”, con espacio para apoyar el pulgar en la parte posterior. La ligereza del conjunto también se agradecía, claro. El interruptor de encendido se encuentra en la parte superior, y alrededor del disparador tenemos el típico saliente que se presiona hacia los lados para hacer zoom. En la parte izquierda de lo que vendría a ser la base del barril de la lente (en realidad sigue siendo la carcasa) se encuentra un segundo control de zoom que hace lo mismo que el primero y que supuestamente es más fácil de manipular durante la grabación de un vídeo (también se le puede asignar el enfoque manual). Al lado de dicho control se encuentra un interruptor para conmutar entre macro, autofocus y enfoque manual. En la parte superior encontramos el flash incorporado, el dial de modos, un botón de grabación directa de vídeo y algún control más.



pana_superior

(Clic para ampliar)

La distribución de los controles en la parte posterior es razonablemente práctica, y estos admiten un buen grado de personalización (es decir, reasignar controles a distintos botones). Para controlar la apertura/tiempo o lo que sea, en vez de la típica rueda plana (tipo serie S de Canon, Sony RX100 y similares), la cámara emplea una especie de disco sobre el que deslizar el dedo (en la siguiente imagen de la parte posterior podéis verlo en la esquina superior derecha). Además, esta pseudorrueda, que por cierto tiene un tacto un poco cutre, es pulsable (normalmente esta pulsación sirve para conmutar entre valores de exposición o compensación). La pantalla posterior es extrañamente alargada, más de lo necesario. Quizá se aproveche mejor grabando vídeo en 16:9, pero en una cámara cuyo sensor es 4:3 y con la que se supone que vamos a hacer fotos más que otra cosa (al menos yo), causa más aparatosidad de la cuenta. Eso sí, se despliega totalmente sobre el ángulo horizontal y vertical, como las de Canon. Pero por desgracia, tiene -a mi juicio- un pequeño gran problema: resulta que se tiene que desplegar con dos dedos, es decir, hay una muesca arriba y abajo en el extremo derecho para “extraerla” de la carcasa, con lo que necesitamos el índice y el pulgar. En las Canon en cambio, suele haber una única muesca en el lateral derecho del marco de la pantalla, y es fácil extraerla solo con el pulgar. A menudo, son detalles tontos los que hacen de una cámara un placer o un padecimiento, y para mí este fue uno de ellos, como luego comentaré.

(Clic para ampliar)

(Clic para ampliar)

En fin, no me enrollaré mucho más con esta parte: el asunto es que cargué la batería mientras leía la guía rápida, y cuando estuvo lista, me lancé a la calle con ella para hacer 4 fotos y ver qué tal iba. La primera vez que saqué la cámara y miré por el visor electrónico, me llevé un buen susto. Acostumbrado al luminosísimo y amplio visor de mi Canon 5D Mark II, aquello parecía un túnel oscuro al final del cuál se distinguía una imagen no muy atractiva. Además, me pareció que no se veía bien, así que intenté ajustar las dioptrías con la típica ruidita del visor, cosa que me costó un poco porque era un tanto endeble y difícil de manipular.

La verdad es que me acabé acostumbrando al micro-visor electrónico en poco rato, pero seguía pareciéndome más pequeño de lo que yo recordaba en este tipo de cámaras. Así que, desesperado, intenté abrir la pantalla con un dedo para olvidarme un rato del visor, y claro, no pude. Tenía que hacerlo con 2 dedos, cosa que me resultaba bastante irritante ya que me obligaba a girar un poco la muñeca, con el riesgo de dislocarme el escafoides que ello supone. Bromas aparte, es cierto: es un gesto un poco incómodo.

La pantalla es muy práctica, pero hay que sacarla poniendo los dedos como en esta foto. Foto obtenida de la web de Panasonic, donde podéis encontrar más info sobre la cámara (pero ojo, que es el fabricante - ¡no os vayáis a creer todo lo que cuenta!)

La pantalla es muy práctica, pero hay que sacarla poniendo los dedos como en esta foto.
Nota: Foto obtenida de la web de Panasonic, donde podéis encontrar más info sobre la cámara (pero ojo, que es el fabricante – ¡no os vayáis a creer todo lo que cuenta!)

Superados estos primeros momentos de shock y desconcierto, empecé a darle al zoom p’alante y p’atrás, y a disfrutar de lo lindo. Además, aunque los visores electrónicos no sean “lo más mejor”, tienen sus ventajas: poder ver la foto que acabo de hacer sin tener que quitar el ojo del visor, e incluso ampliarla y revisarla, es muy cómodo. El asunto es que en apenas unos minutos, recordé lo divertidísimo que es hacer fotos con una cámara de este tipo, y me pregunté cómo había podido vivir sin una bridge. Dado que desde el principio tiré solo en raw, no tengo jpgs de la cámara, así que las muestras que incluya aquí, aunque se pueden ampliar al 100% haciendo clic, son interpretaciones de Lightroom. Por tanto, son imágenes representativas de la calidad que da la cámara, pero no tanto del acabado de sus jpgs, que tendrían más acentuado el contraste y el color entre otros ajustes (personalmente, no tengo interés en todo lo referido a características que solo funcionan en jpg, estilos de imagen y cosas por el estilo – tienen su validez en algunas circunstancias, pero por norma prefiero ocuparme yo del postprocesado). De todos modos, al final incluiré algún enlace a imágenes de flickr tomadas con esta cámara y bastante retocadas, para dar una idea del partido que se le puede sacar a la máquina.

(Clic para ver al 100%)

f/2.8 – 1/1250 (ISO 100)
(Clic para ver al 100%)

No obstante, aún tenía que encontrarme con unas cuantas decepciones más. Una de ellas fue el presunto angular de 25 mm, que pensé que se notaría (3 mm en angular no es que sean un mundo, pero se notan), pero desde la primera foto, a mí me parecía más bien de 28 mm. Tras hacer unas comparaciones más tarde, constaté que, efectivamente, el ángulo de visión equivalía al de una lente de 28 mm, cosa que no cuadraba con las especificaciones. Entonces caí en algo: el sensor tiene una proporción 4:3, y yo estaba comparando con sensores 3:2 (proporción a la que estoy más acostumbrado en compactas avanzadas y en cámaras réflex), con lo que la “ganancia” en campo de visión de la Panasonic está por arriba y por abajo (yo solo lo estaba considerando horizontalmente). Y como yo odio el formato 4:3, y recorto a 3:2, esto significaba que me quedaba sin angular de 25 mm, y que en la práctica iba a estar afotando a 28 mm. No solo eso: lógicamente, los 12 MP de la cámara se quedaban en 10 MP al elegir el formato 3:2. Así que al final la dejé en 4:3 y así al menos tendría más margen al recortar a 3:2 en Lightroom. La Canon SX50 HS es también 4:3, claro, pero tiene un angular de 24 mm – pasará igual, es decir no serán 24 mm como en un sensor 3:2, pero imagino que el ángulo de visión sí que será ligeramente más amplio que en la Panasonic (muy poquito, pero bueno, todo cuenta).

f/2.8 - 1/1000 (ISO 100) (Clic para ver al 100%)

f/2.8 – 1/1000 (ISO 100)
(Clic para ver al 100%)

En todo caso, como decía, estaba disfrutando con la cámara, y enseguida me di cuenta de que el f/2.8 se notaba mucho, pues la mayoría de fotos se podían hacer a ISO 100 o 200 sin complicaciones en condiciones de luz relativamente buenas (no hacía falta un sol espatarrante). No solo eso: como luego comprobé en casa al analizar fotos de una misma escena realizadas con distintos diafragmas, este f/2.8 es absolutamente usable, es decir, en la mayoría de tomas no obtenía una ganancia demasiado notable en nitidez cerrando más. En mis pruebas, algunas tomas parecían beneficiarse del f/4, pero en la mayoría, la verdad es que no notaba la diferencia. Lo que sí se notaba, y mucho, es que, al pasar de f/4, la difracción empezaba a causar estragos, por lo que no es de extrañar que el diafragma más cerrado que permite la cámara sea solo de f/8. Hablando de todo, yo había leído en el análisis de dpreview.com que el valor de obturación máximo (“maximum shutter speed”) era de 1/4000…  pero debe de ser un error, porque yo de ningún modo pude pasar de 1/2000, cosa que me fastidió bastante ya que a veces impide completar una secuencia de ahorquillado (por ejemplo, si quieres hacer -2, 0, +2 en un día soleado, es muy posible que la toma subexpuesta solo llegue a +1, o ni eso, porque el f/8 y el 1/2000 no son suficientes para quitar luz). Al investigar más el tema, he visto que algunas webs dan como valor máximo 1/4000, y otras, el de 1/2000. Así que o hay 2 variaciones del modelo, o es un error que no sé yo de dónde habrá surgido. En todo caso, ya me parecía raro lo del 1/4000 – en cámaras de estas categorías, ya te puedes dar con un canto en los dientes si pasan de 1/1500.

[Actualizo (25/06/2014): En un comentario de esta entrada, nuestro amigo Mario Vaiana ha desentrañado este “enigma”: la velocidad de 1/4000 existe, pero no está disponible a f/2.8. Puede usarse a partir de f/4.5, cosa que puede comprobarse en los modos Manual y S. Por lo visto, la causa de este comportamiento es una limitación técnica de la forma en que están implementados diafragma y obturador en cámaras como esta (por lo visto otros modelos de Panasonic tienen un comportamiento similar).]

Para dar una idea del nivel de zoom que se obtiene con estos 600 mm, aquí tenemos dos imágenes, una con el máximo angular, y otra y con el máximo “tele”. Primero la del angular:

(Clic para ampliar al 100%)

f/2.8 – 1/800 (ISO 100)
(Clic para ampliar al 100%)

Si ampliáis la imagen y os fijáis en el centro, podréis distinguir un par de figuras humanas. Al hacer zoom hasta el máximo, lo que era apenas un punto de la imagen, llena el encuadre (nota: he difuminado los rostros y matrículas).

f/2.8 - 1/640 (ISO 100) (Clic para ampliar al 100%)

f/2.8 – 1/640 (ISO 100)
(Clic para ampliar al 100%)

Más de uno se estará frotando las manos pensando en la cantidad de chatis en top-less que va a afotar en la playa – a mí, en cambio, lo que me excita es la facilidad que da este nivel de zoom para hacer fotos de cosas que están lejos sin tener que acercarme tanto a ellas, dado que voy con muletas y me cuesta desplazarme. No obstante, es cierto que también me gusta lo de hacer fotos “espontáneas” de escenas cotidianas de forma discreta, y en este aspecto no se puede negar que la cámara ayuda bastante.

Pasando a otros temas, apenas probé el modo macro – en general daba una calidad superior a la media de la cámara en modos “no-macro”, pero bueno, era lo que cabe esperar en una cámara de este tipo: la mayor magnificación se alcanza en angular gracias a la corta distancia de enfoque, pero esto obliga a acercar tanto la cámara, que no resulta muy práctico. Pero lo peor no era esto, sino que el interruptor que activa el modo macro se encuentra en el lugar donde normalmente uno coloca el dedo pulgar de la mano izquierda (debajo de la cámara, rodeando el objetivo). Esto parece buena idea pues así es fácil activarlo sin quitar el ojo del visor, pero en la práctica me encontré con que lo activaba por error con mucha frecuencia. Y no es que fuese tan blandito, pero no sé, me ocurría una y otra vez. Me gusta más el uso que la Canon SX50 le ha dado a este mismo espacio: incluye un botón muy útil que, por lo que he leído, sirve para pasar rápidamente al extremo angular mostrando un rectángulo en el centro. Al soltarlo, recupera con la misma rapidez el nivel de zoom anterior. Algo así, porque yo no he podido probarlo, pero me imagino que esto tiene que ser genial a partir de 400 o 500 mm, ya no digamos a 1200 mm, porque con esas focales, si pierdes de vista al sujeto en el encuadre, volver a encontrarlo se convierte en uno de aquellos pasatiempos de “¿Dónde está Wally?“, solo que mucho menos divertido (si es que alguna vez fue divertido localizar al dichoso mamarracho del jersey a rayas).

Los botoncitos redondos del barril facilitan encuadrar con las focales más largas.

Canon Powershot SX50 HS. Los botoncitos redondos del lateral de la base del barril hacen que encuadrar con las focales más largas no se convierta en un mareo.

Realmente no probé la mayoría de funciones adicionales de la Panasonic, ya que en general eran chorradas o cosas que no tienen sentido si luego vas a tirar en raw, aunque sí que experimenté con el típico modo de panorámica automática en el que vas girando la cámara mientras esta toma imágenes y la gente te mira preguntándose si te ha dado un jamacuco o estás haciendo “el Robocop“. Todo por una buena causa, claro: luego la cámara monta automáticamente la panorámica a partir de estas imágenes… o al menos lo intenta. Hice varias pruebas, y la verdad es que salieron todas bastante mal, aunque mayores desastres me hace el móvil cuando intento hacer lo mismo con aplicaciones para crear panorámicas de este tipo. Aquí debajo podéis ver un ejemplo; igual da el pego en pequeño para web, pero poco más.

(Clic para ampliar al 100%)

Panorámica automática, una castaña considerable.
(Clic para ampliar al 100%)

Pero si hay una característica chorra que me sedujo y me hizo pensar que esta cámara valía más la pena que cualquier otra por el estilo, es algo que todavía no he nombrado: el vídeo. No el vídeo FullHD, que a estas alturas de la película ya lo tienen hasta las neveras de camping, sino el vídeo a alta velocidad. Supuestamente (luego explico por qué empleo este adverbio) la cámara es capaz de grabar vídeo en una resolución de 640 x 480 a 240 imágenes o “frames” por segundo. ¿Y esto de qué sirve? Pues para reproducir luego el vídeo a cámara lenta con una fluidez espectacular. A más de uno esto le parecerá una chorrada, y posiblemente lo sea para muchos, pero a mí es un tema que me fascina. Viene a ser como la antítesis de un time-lapse (técnica donde el tiempo se acelera). Os recomiendo ver este vídeo de Vicente Sahuc, grabado hace ya unos años en esa misma resolución, pero con una Casio que alcanzaba los 300 “frames” por segundo, para haceros una idea del tipo de estética que se obtiene si además de la cámara adecuada, tienes talento y te lo curras. La mayoría de cámaras de alta velocidad tienen un coste prohibitivo, por lo que esta no es una característica que abunde en cámaras fotográficas, y cuando disponemos de ella, suele ser en resoluciones más bien modestas, cuando no ridículas. 640 x 480 es poca cosa, pero en plan amateur, aún da juego.

Bien, ¿por qué dije antes lo de “supuestamente” al referirme a las 240 imágenes por segundo? Pues porque aquí me llevé otro palmo de narices: resulta que mi cámara solo grababa a 200 cuadros por segundo, ya que los 240 son para el sistema NTSC (América del Norte). Aquí en Europa tenemos el sistema PAL, y por no sé qué regla de 3 compuesta, nos tocan 200, no 240. Confieso que yo de vídeo entiendo muy poco, pero creo que esto solo afectaría si conectasemos la cámara a la tele, y aun así, en mis últimos 2 televisores, podía elegir PAL o NTSC, con lo cual pienso que deberían darnos la opción de elegir si queremos 200 o 240 en la cámara. Pero no, hasta donde yo sé, es una característica que ya viene de fábrica y no se puede modificar. Lo mismo ocurre, proporcionalmente, con los 120 cuadros a 1280 x 720: en la versión PAL, se quedan en 100, que tampoco está mal pero no es lo que esperaba. En fin, otra pequeña decepción, en este caso fruto de mi ignorancia en el tema (y eso que no es la primera vez que me ocurre algo así).

En el poco tiempo que tuve la cámara, no grabé nada que valiese mucho la pena, pero aquí he juntado 4 o 5 pruebas en plan cutre a modo de muestra (disculpad que la cosa no esté más currada pero no tengo tiempo ni ganas de ponerme a editar audio, transiciones y cosas por el estilo – igual algún día lo pulo y lo pongo en flickr en condiciones).

Volviendo al tema de la zoom y la duda entre los 600 mm de la Panasonic y los 1200 de la Canon, debo decir algo que os sonará extraño, pero los 600 mm se me hacían un poco cortos. Gracias a Lightroom he podido hacer estadísticas y comprobar que de las 370 fotos que hice con la cámara, 162 fueron a 600 mm, y en cierto modo es lógico; uno no se compra una “superzoom” para hacer macros o tirar en angular, sino para hacer un poco el “cafre” y atizarle tanto al zoom como se pueda, porque es una forma de hacer fotos distinta, sorprendente, divertida o como se le quiera llamar. Siempre quería un poquito más, y esto me hizo dudar de mi elección. Sin embargo, estoy casi convencido de que con la Canon, a 1200 mm y limitado por el f/6.5, solo habría sacado buenas fotos en condiciones de luz super-intensa (que, por lo general, suelen ser días despejados a horas en que la luz es directa y, por tanto, durísima – no acostumbran a ser las mejores circunstancias para hacer fotos). Aun así, no me cansaré de decir que me quedé con ganas de haber probado la Canon Powershot SX50 HS.

f/2.8 - 1/100 (ISO 400) (Clic para ampliar al 100%)

f/2.8 – 1/100 (ISO 400)
(Clic para ampliar al 100%)

Conclusiones

Dejo para el final lo que para mí fue, finalmente, más determinante: la calidad de imagen de cualquier cámara de estas características.  Aunque había visto muchas muestras, quería pensar que con mis “malas artes” Lightroomeras-Photoshoperas podría sacarle más partido a la cámara. Y sí, es cierto – obtuve algunas fotos que, debidamente tratadas, me gustan (al final las enlazaré). Pero dicho esto, la calidad de imagen de la cámara me pareció floja en la gran mayoría de tomas, y mala en algunas de ellas. Pero ojo: esta carencia no es, ni mucho menos, cosa de la Panasonic, sino que se da en la mayoría de cámaras (por no decir todas) que colocan una óptica imposible en un sensor minúsculo. Y hago énfasis tanto en la óptica como en el sensor: no hace falta irse a una réflex, ni siquiera a una mirrorless – hay cámaras como la Sony RX100 que son incluso más pequeñas que la FZ200 y que la barren en calidad no solo por tener un sensor algo más grande, sino por que su óptica es mucho más limitada y, a cambio, rinde mejor. Quizá fui demasiado optimista al pensar que en 2013 la tecnología habría mejorado más la calidad en este segmento de cámara. Seguramente lo haya hecho, pero a mi juicio, no lo suficiente. Dicho esto, si lo que realmente quieres es un superzoom en una cámara compacta y a precio asequible, la FZ200 tiene poca competencia, pues cámaras como las RX de Sony, las S o G de Canon o las LX de la propia Panasonic se quedan muy atrás en rango focal.

Siguiendo con el tema de la calidad, tengo la impresión de que la pérdida se daba con mayor frecuencia en tomas a partir de los 400 mm, y muy especialmente a 600 mm, al enfocar a distancias moderadamente largas. En el caso de la Canon SX50, descargué de Internet algunas fotos a 1200 mm que sinceramente, ponían los pelos de punta por su escasa calidad (otras, en cambio, podían ser “pasables” como mucho, pero repito, vi cada una, que daba miedo). Por supuesto, si reducimos la imagen o la vemos ajustada al tamaño de la pantalla del ordenador (y suponiendo que no sea una pantalla muy grande), estas fotos pueden dar el pego. Se sigue percibiendo que aquello no es el colmo de la calidad, pero como digo, tiene un pase. Pero en cuanto ampliamos al 100%, la cosa pierde mucho y algunas imágenes directamente parecen una especie de engrudo de píxeles con poca definición. A veces el problema es la trepidación, pero al menos en el caso de la Panasonic, no era esa la causa. No todas las imágenes salían como esta (que para mis estándares es mala, pero para otro será suficiente o hasta buena), pero aquí tenemos un ejemplo del tipo de calidad que se obtenía en muchas fotos, especialmente a 600 mm enfocando a algo que estuviera a más de 50 metros. Y no es por tirar a f/2.8 – a f/4 pasaba lo mismo, y con diafragmas más cerrados, la calidad caía aún más como ya dije antes. Si aún fuera en las esquinas… pero es que esto era en la parte central:

f/2.8 - 1/1000 (ISO 100) Recorte - clic para ver al 100%

f/2.8 – 1/1000 (ISO 100)
(Recorte de la zona central- clic para ver al 100%)

No obstante, a veces, enfocando en distancias algo más cortas, y en función del azar, salían tomas que estaban bastante mejor:

f/2.8 - 1/1000 - ISO 100 (Recorte al 100% - clic para ampliar)

f/2.8 – 1/1000 – ISO 100
(Recorte – clic para ver al 100%)

En estos casos, cerrando a f/4, la cosa aún mejoraba un poquito más, aunque quiero subrayar que en la mayoría de pruebas que hice, cerrar a f/4 no se notaba tanto como en este ejemplo en cuanto a nitidez:

f/4.0 - 500 (ISO 100) (Recorte al 100%, clic para ampliar)

f/4.0 – 500 (ISO 100)
(Recorte – clic para ver al 100%)

Puedo resumir los resultados que obtuve con esta cámara de un modo bastante sencillo que creo que sintetiza mi experiencia con ella: me lo pasaba mejor mientras estaba por ahí haciendo fotos, que cuando llegaba a casa. Permitid que me explique mejor en los siguientes párrafos.

Mientras andaba por ahí con la cámara en las manos o colgando del cuello, afotando a diestro y siniestro, lo pasaba BOMBA. Con mayúsculas. Era divertidísimo, me permitía pensar a la vez en tele, en angular y en focales intermedias sin tener que fijarme en qué objetivo llevaba puesto o en si valía la pena pararme a cambiar de óptica por una sola foto (ya no digamos tardar una hora en salir de casa dudando qué objetivo u objetivos llevarme). La pantalla abatible me facilitaba encuadres a ras de suelo o por encima de la cabeza, además de volverme mucho más discreto cuando se trataba de hacer fotos en la calle. Me volvía loco mirándolo todo, buscando líneas, patrones, convergencias, momentos espontáneos, contrastes de colores, contraluces, geometrías, algún que otro macro… porque sentía que todo estaba a mi alcance (salvo encuadres que requiriesen un angular extremo). Además, la cámara es realmente muy rápida, de hecho incluso permite ráfagas de 12 imágenes por segundo, ahí es nada. En resumen, ¡qué comodidad, qué versatilidad, qué diversión!

Pero la cosa cambiaba cuando llegaba a casa, descargaba las imágenes en el ordenador y empezaba a visionarlas una tras otra. Varios de los ahorquillados, mal porque el límite de 1/2000 no daba para la toma subexpuesta en escenas soleadas. Las zonas quemadas, muy poco recuperables (y eso en el raw, aunque supongo que esto me pasa por estar demasiado bien acostumbrado). El ruido, perceptible incluso a ISO 100. La nitidez, justita en general, o en paradero desconocido con cierta frecuencia (las fotos en macro sí eran nítidas). El enfoque selectivo, casi inexistente por lógica (dado el tamaño del sensor) salvo en tomas con mucho zoom, en las cuales el bokeh (la calidad del desenfoque), lejos de resultar armonioso, estético o suave, parecía un cuadro impresionista borroso (especialmente a f/2.8), es decir, era raro, desordenado, como una especie de distorsión o aberración de la óptica, aunque en todo caso, con la Canon habría obtenido menos desenfoque en las focales equivalentes por ser su óptica menos luminosa, así que mejor no quejarse demasiado. Las panorámicas, en mi opinión casi inútiles. Tomas con poca luz apenas hice – supongo que no habrían cambiado la tónica general, pero sí debo decir que en un par de pruebas que hice subiendo el valor ISO, tuve la impresión de que, dentro de todo, la “catástrofe” era menor a la esperada. Es decir, aumentaba el ruido, claro, pero hasta 1600, si la toma estaba bien expuesta, podía tener algún uso.

Este soy yo reflejado, montado en mi chulísimo scooter eléctrico de movilidad (desde que mi salud empeoró, a veces no puedo ni con las muletas). Me cuesta mucho subirme y bajarme del trasto, así que poder extender el brazo con la pantalla abierta ampliaba el abanico de ángulos que podía abarcar.

Este soy yo reflejado, montado en mi chulísimo scooter eléctrico de movilidad (desde que mi salud empeoró, a veces no puedo ni con las muletas). Me cuesta mucho sentarme y levantarme del trasto, así que poder extender el brazo con la pantalla abierta ampliaba el abanico de ángulos que podía abarcar desde el asiento de mi triciclo, aunque con el consiguiente riesgo de trepidación.

En resumen, no me sentía demasiado satisfecho, así que cuando me enteré de que tenía la posibilidad de devolverla (la había pedido por Amazon), me faltó tiempo para imprimir la etiqueta de devolución, meterla en la caja, embalarla cuidadosamente (conservaba hasta el último plástico) y salir zumbando rumbo a la oficina de Correos. Bueno, debo ser sincero y decir que, si no fuese tan justo de pasta, me habría gustado conservarla, pues incluso con estos problemas, algo mayores a los que ya esperaba, ya he dicho que es divertido pasearse con ella, y que de vez en cuando alguna toma interesante puede obtenerse, aparte de que me encanta lo de los vídeos a cámara lenta. Pero incluso aunque hubiera podido permitirme el gasto, tengo otras prioridades que atender. Y sigo con la duda de si la SX50, pese a sus peores cifras de luminosidad, no lo habría compensado (para mí) con otras cosas, aunque me temo que tampoco me habría satisfecho plenamente.

Quiero insistir en que, pese a todas mis críticas, la FZ200 es una gran cámara en su segmento. Sus especificaciones son alucinantes para su precio, peso y tamaño, así que sería un ingenuo si esperase obtener mucha calidad. Pero esto, como dije al principio, es un análisis de usuario y someto los resultados a mis necesidades y expectativas, que son realistas pero personales. A cambio, se obtienen fotos que difícilmente podrían hacerse con otra cámara, y que con el procesado adecuado, pueden quedar relativamente chulas (bueno, esto ya según los gustos de cada cual); aquí algunos ejemplos:

ContraluzPatinadorTorre AgbarReflejoMacroBateríaSeñalCalle

Puede que la FZ200 no sea una cámara para mí, pero sin duda sí lo es para muchas otras personas: cualquier fotógrafo, desde el más novato hasta el más veterano, puede hacer una magnífica compra con esta cámara, siempre y cuando tengan claro lo que quieren y las limitaciones y compromisos inherentes al material fotográfico. No hay una cámara perfecta para todo el mundo, ni es lo mismo irse de vacaciones y tener poco tiempo para afotar en cada escala del viaje, que hacer una sesión de estudio sin moverse de sitio, con todo el tiempo necesario y todo el material a mano.

Pensaba cerrar este miniciclo de entradas con una especie de reflexión final, pero finalmente deseché esta idea, así que esto es todo. Espero que haya sido de vuestro agrado pero sobre todo que solo toméis lo anterior como lo que es, las impresiones de un usuario de la cámara. Nada más… ¡ni nada menos!

Photoshopeando participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

  1. Pingback: Panasonic Lumix DMC FZ1000: Resumen de análisis, opiniones, muestras y otros | Photoshopeando

  2. bueno, gracias
    por el digamos analisis, pero sinceramente me parece demasiado friki, La cámara es una pasada y lo que tienes que hacer es aprender a manejarla bien (en un día es imposible, tiene sus trucos y particularidades) y dejar de compararla con camaras de 1000 o 1500 euros con teles de otros 2000 euracos. saludos

  3. Pingback: Cámaras bridge o “superzoom”: Algunos recursos para comparar la calidad de imagen de distintas cámaras | Photoshopeando

  4. Hola a todos…… Tengo la FZ200 y creo que para lo que suelo hacer en fotografía es, de momento, suficiente para mí. Me he encontrado con una dificultad, se trata de que en el modo (M) al pulsar el obturador hasta la mitad, no me muestra en el visor como saldrá la toma; tengo que ir a la reproducción y allí ver el resultado…..Debo de haber trasteado y fastidiado algo en la configuración…. en fin, a ver si alguien puede ayudarme, por favor.
    Gracias por vuestra atención.

    1. Lo que probablemente ocurra es que no recibe suficiente luz y cuando aprietas el obturador a la mitad se oscurece tanto que aparece como negro. Prueba a disminuir mucho la velocidad y a ajustar la apertura a 2.8. A ver si se soluciona.

      1. …hola, en primer lugar, gracias por tu respuesta…..Bueno, he hecho lo que dices y sigue igual, he probado con la máx. apertura, con otras más, con varias velocidades….. y nada de nada…..ahí sigue igual.

        1. Author

          Quique: O sea, tú quieres que tras hacer la foto, te la muestre, y no ocurre así, pero si vas a la pantalla de reproducción, la foto está ahí bien, ¿no? En ese caso es un apartado de la configuración que se llama “Auto review”, pero no sé indicarte exactamente dónde está. En el manual en inglés, explican como cambiar este ajuste en la página 64. Si tienes el manual en castellano, mira a ver si lo localizas más o menos por ahí. Es una opción de los menús de configuración, y ahí le indicas si la desactivas (con lo que no verás la foto en el visor inmediatamente tras hacerla) o si la muestras durante 1 segundo, 2 segundos o indefinidamente hasta que toques algún botón.

          Espero que la indicación, aunque aproximada, sea útil. Saludos.

    2. En M vos ponés el diafragma y el tiempo de exposición. La máquina te dice si para ella es correcta, o no, mediante el indicador de EV. Sui es poca luz va a mostrar un valor negativo y si es mucha uno positivo

  5. … hola Carlos….. Ya está solucionado (con una gran dosis de suerte, vamos…) El problema estaba en que no existía previsualización al empujar el obturador hasta la mitad de su recorrido. La cosa estaba, efectivamente, en el menú….. Allí hay un apartado que se denomina ESTILO AF, que tiene tres posibilidades: AFS, AFF y AFC…. Estaba regulado en AFC, (medicion de enfoque continua), evidentemente al ser continua no se permite previsualización de una escena que aún está en período de enfoque…. Lo he situado en AFS y funciona perfectamente…. En AFF también funciona, pero de una manera más débil, ya que este modo se suele utilizar para escenas que pueden (o no…) registrar algún tipo de movimiento impredecible….
    En cualquier caso, te agradezco el interés, puedes estar seguro de que continuaré husmeando en el foro….Espero seguir aprendiendo…. Gracias de nuevo, Carlos.

    1. Author

      (Nota: esto quedó atrapado en la cola de spam vete a saber por qué, siento no haberlo visto antes)
      A decir verdad sigo sin entender muy bien el problema, pues en el modo de toma de fotografías, la media pulsación en principio no interfiere con que la imagen se vea o no por el visor o pantalla, si acaso con el enfoque, eso sí que depende de cómo se configure… Sea como sea me alegro que se resuelva, gracias por compartirlo.

    2. Enhorabuena Quique. Gracias por comunicarnos la solución. Es posible que nos pase cualquier día y gracias a ti lo podremos resolver. Seguiremos husmeando y aprendiendo.
      Un saludo.

  6. Para mi que no domino ninguna tecnica para sacar fotos, me ha parecido muy ilustrativo y educativo todas las impresiones que has descrito. Te animo sinceramente a seguir por el mismo camino con todos los productos que caigan en tus manos. Nos ayudaras, a los neofitos como yo a tomar decisiones mas meditadas a la hora de adquiriir un producto, a la para que aprender un manejo mas…”profesional”.

  7. He tenido una Panasonic LZ62 (Es la FZ60) con un zoom similar (24-600), sensor de 16 Mpx. Y te aseguro nunca, pero nunca, saqué fotos tan malas como las que mostrás. Y eso que NO sacaba Raw y yo la usaba con filtro UV (marca pirincho)
    Es más tengo una foto de un edificio que está a 1450m de mi casa en la que se ve, bien clarito, las tres patitas superiores del pararrayos. Cuando analizé la foto me subí al auto y medí la distancia con el odómetro porque, la verdad, no lo podía entender.
    Tal vez semejante apertura de f2.8 haya dado como resultado peor prestación.
    Te agradezco las fotos que presentaste. Y creo en tu trabajo.
    Otra cosa: ¿El lente es Panasonic o Leica? Yo tuve un Leica. Un amigo tuvo uno, de iguales características, Panasonic. Y, los resultados, tienen poco que ver entre si.

  8. Author

    Javier: Muchas gracias por el comentario, Javier, me alegra de leer eso, saludos.

    Alberto: Ahora mismo ando un poco perdido sobre qué modelo es ese, así que no sé decirte. Sobre la lente, se supone que es Leica o al menos les han pagado para que les dejen poner su nombre. La relación Leica-Panasonic es un tanto peculiar. Gracias por comentar, saludos.

    1. 1) Escribí LZ62 y era FZ62. Fue error de ortografía. (FZ60 y FZ62 son la misma cámara)
      2) Averigüé: El lente de la FZ200 es Panasonic. Pareciera que los lentes que no llegan a los standard de Leica, pero andan más o menos, salen como Lumix.
      3) Creo que con Sony pasa algo parecido.
      4) Vos, de acuerdo a lo que averigüé, no usaste con firma Leica.
      5) Me sirvieron tus pruebas para huir de la FZ200.
      6) Pocos hacen un informe tan bueno.
      7) Si publicás algo tan completo sobre la máquina con que reemplazaste a la FZ200 me gustaría leerlo porque estoy buscando un zoom extremo. Y carezco de la plata para comprarlo y la fuerza para transportarlo.

      1. Author

        Alberto: Gracias por comentar. En su momento no reemplacé la FZ200 por ninguna (la devolví y punto), pero un tiempo después adquirí la Panasonic DMC FZ1000, es ya otro segmento (más caro) pero esta sí me satisfizo. Querría haber hecho un análisis pero como soy un poco vago, al final no lo hice (solo un resumen de opiniones/análisis de otros). Normalmente hago más bien tutoriales de Photoshop/Lightroom que análisis… pero agradezco que aprecies dichos análisis. Un saludo!

  9. Hola tocayo. tengo la fz 200 pero no se que flash externo acoplarle. Podrias darme algunos datos de que flash le van a la zapata caliente de esta càmara? Muchas gracias y saludos desde Argentina.

    1. Author

      Carlos: No te puedo confirmar porque ya no tengo la FZ200 y no le puse ningún flash externo cuando la probé- dicho esto:

      1) Panasonic, en la página de la cámara, lista una serie de complementos que imagino que son los recomendados para la cámara; haz clic aquí para ir a dicha página (desplaza por la página hasta la parte inferior). De todos modos, investígalo porque como digo yo no he probado ninguno con esa cámara.

      2) En todo caso, yo creo que cualquier flash moderno que se dispare por el pin central (sin ser panosonic) debería valer si se trata simplemente de dispararlo en manual, aunque igual que en el caso anterior, intentaría asegurarme antes por si acaso, pues he oído de casos en que si el voltaje no es el adecuado, puede provocar alguna avería (sobre todo con flashes más antiguos).

      Siento no poderte dar información de primera mano, pero esto es lo más que puedo contar… Saludos y gracias por comentar.

  10. hola al final no me decidi pero si se que mi prioridad son las fotos de grupos de personas y familiares en interiores donde la compacta Ixus 220 y Samsung s4 celu …dan malos resultados salvo que sea muy cerca de las personas….cual me sugeris.???..yo vi muy economicas la reflex t5 con dos lentes…o si no la panasonic FZ200…o la lumix lx7…o si no la sony RX100….mas o menos son todas por la misma plata….y son mis opciones mas cercanas…

  11. He leído tu serie de artículos sobre la bridge. Con algunos comilgo, y con otros no tanto.
    Te comento:
    1) He sido propietario de una Nikon D5300 + Nikkor 18-55 + Nikkor 16-85 + Nikkor 55-300 y me cansé del peso de estas cosas más el trípode + disparador externo + bolso grande + batería +…. Amén del tiempo de cambio de lentes + precio del equipo.
    Aparte sacar un pajarito y….siempre estaba lejos, o se volaba mientras ponía el teleobjetivo. Amén que, para hacer un buen recorte, necesitás (sí o sí) usar el trípode.
    2) Y me dije: Necesito un teleobjetivo más largo…Je je je…No me alcanzaba la plata. Pongo un duplicador o triplicador de distancia focal ….DESACONSEJADOS para mi zoom.
    3) Vendí todo.
    4) Probé varias bridges. Para ello jorobé a conocidos, y no tan conocidos. Para este momento ya había aprendido a NO darle bolilla a los informes de las revistas.
    5) Hoy, mi equipo, son SOLO bridges.
    Mi chiche…Canon G16, una maravilla total. Con esta obtengo fotografía rápida y muy buena calidad. Para impresiones en papel A3 supera los resultados que tenía con la D5300.
    Para más focal probé:
    -Panasonic Lumix FZ 72: Tiene buena prensa. Pensé que era de una calidad como la de la FZ 62 que había tenido. Un fiasco total. El lente NO es con firma Leica. Huirle.
    -Panasonic Lumix FZ 200: No me convenció. Las fotos, fuera de la zona central, parecen desenfocadas. Y, en las esquinas, salen directamente fuera de foco y deformadas.
    -Nikon P600: Con el zoom a más de 600 mm (equiv) la calidad se deteriora. A 24 mm(equiv) el efecto barril es muy marcado y los ángulos salen fuera de foco.
    ¿Y que terminé comprando…?
    La Canon FX50.
    Comentarios tuyos que NO comparto.
    -Temor de foto movida a 1200 mm:
    El estabilizador de imagen que trae la FX50 es EXTRAORDINARIO. He sacado fotos a la luna, a mano, increíbles:
    https://www.flickr.com/photos/132681489@N03/21789655292/in/datetaken/
    https://www.flickr.com/photos/132681489@N03/21801349685/in/datetaken/
    https://www.flickr.com/photos/132681489@N03/21801349685/in/datetaken/
    esta última de día.
    Y, te desafío a lograr la misma calidad con una reflex (Y, ojo, sé porque lo digo)
    -Problemas al subir el valor del ISO:
    A ver…Yo vengo de la época de la fotografía analógica. Cuando yo empecé, en Argentina, las únicas películas que se conseguían eran:
    En B y N
    Agfa ISS de 100 ASA (Contrastada y más dura que carnero viejo)
    Ferrania 100 ASA (Inolvidablemente mala)
    Ferrania 200 ASA (Era la misma que la 100ASA solo que era más cara)
    —–
    En color:
    Kodachrome 25 ASA
    Kodachrome 64 ASA
    Perutz, Agfa, Ferrania, etc. todas de 80 o 100 ASA.
    —-
    Por lo tanto tener que usar la máquina a 80 o 100 ISO, para tener mejor calidad, NO me asusta.
    Si tengo que sacar a 1600 ISO los resultados NUNCA serán peores que los obtenibles con Kodakcolor o Ektachrome forzadas a 1600 ASA.
    —-
    Perdoname mi impertinencia

    1. Author

      Alberto: Gracias por comentar, impertinencia ninguna hombre, siempre interesa leer experiencias de otros. No comento punto por punto porque no trato de discutir nada a nadie, está bien que yo a lo mejor no acepte estar siempre a ISO 80, y otro diga que sí. De hecho a veces me preguntan por cámaras, y esta es la prueba de por qué digo que depende de muchas cosas, entre ellas la persona. No hay una cámara perfecta para todo el mundo… Lo dicho gracias por el comentario, un saludo!

  12. hola a todos, tal vez me puedan ayudar, tengo una panasonic fz72, y en modo manual M no me de da la opcion para aumentar el brillo, siempre esta en -3. gracias

    1. ¿Te estás refiriendo a que en el medidor de EV te aparece -3? Bueno: En las cámaras modrnas el medidor de EV funciona como fotómetro. Y si marca -3 es que tenés que aumentar puede ser que sea -3 (o -10 porque -3 es el máximo que marca).
      Entrá a aumentar la apertuura focal y el tiempo de exposición lo necesario para que llegue a 0, o al valor que pretendas.
      Puede ayudarte, al principio, usar un fotómetro de mano preparado para luz incidente.

      1. Hola Alberto, hice lo que me recomendaste y me ayudaste, no era un problema, era aumentar el tiempo de exposicion….. se te agradece…..gracias muchas gracias

  13. Hola. Tengo una FZ200 y para las cosas que hago en foto y video estoy razonablemente contento.
    Mi problema es con el flash. No consigo fotos decentes. Por ejemplo en eventos familiares unas salen muy pasadas de luz y otras mas o menos correctas sin mover el encuadre. Podéis darme alguna idea o modo de garantizar unas fotos correctas con el flash de la FZ200 ?.
    De los mismos eventos, veo las fotos sacada por otras máquinas muy inferiores en prestaciones que regulan la iluminación del flash de forma mas efectiva.
    Gracias adelantadas

  14. Por favor ayudenme a sacar la marca de la fecha y hora de las fotos. ¿Como desactivo esta aplicacion ? Es una Panasonic DMC- FZ200. Gracias

    1. En modos P,A,S,M ir a Menú (el de la camarita) y bajar hasta la penúltima opción a la derecha seleccionar OFF.

        1. En la rueda (disco) de modos, selecciona cualquiera entre P, A, S, M, no el automático. Abre la pantalla para ver todo mejor. Después abre el menú (botón Menú/Set) y con el cursor de la derecha ve a las opciones: Fotoestilo, Aspecto, Tamaño Imagen, etc. Con el cursor hacia abajo van apareciendo las opciones desde arriba a abajo. Sigue bajando hasta que vaya cambiando la pantalla. Pasará la pantalla 1, 2 3, 4, 5 y en la 6 (los números de pantalla aparecen en la esquina superior derecha) está la Opción Marcar Fecha, cursor derecha seleccionar OFF. Como sin imágenes es difícil, si no lo consigues, me mandas un email a carlospulido@ono.com y te mando las imágenes de las pantallas y los mandos.

Dejar una respuesta