P&S: ¿Por qué Lightroom cambia el aspecto de las fotografías justo tras importarlas?

In Lightroom, Problemas y soluciones by Carlos A. Oliveras36 Comments

Problema: Casi seguro que todos os habéis dado cuenta de que, apenas unos instantes después de importar fotografías en formato raw a Lightroom, el aspecto general de estas varía ligeramente: tono, contraste, saturación, enfoque, luminosidad… ninguna característica de la imagen está a salvo – incluso hay quien ha fotografiado a personas vestidas, y luego Lightroom se las ha mostrado desnudas. De acuerdo, eso ya es producto de mi imaginación. Pero que las imágenes cambian es un hecho probado que trae de cabeza a mucha pobre gente, convencida de que existe algún tipo de conspiración judeomasónica para arruinar sus fotos.

Solución: No hay solución. Está usted maldito, simplemente. O quizá no: antes de despilfarrar su dinero en las pócimas y rituales de una gitana, bruja o maga de los bosques para que le resuelva este insidioso poltergeist fotográfico, debería ver el siguiente vídeo donde se explica todo lo que el gobierno no quiere que usted sepa sobre las vistas previas. Información seria, rigurosa y de primera mano. Y encima, gratis. ¡Increíble!





Etiquetas: , , , , , , ,

Comments

    1. Author

      Fabian: Si hablamos de archivos raw, no es posible desactivar este comportamiento. Es decir, al importar podrías decirle que no genere vistas previas, pero en cuanto hagas clic en la foto, en unos 2 o 3 segundos LR calculará la suya, ya que si no lo hiciera, no podríamos retocar nada (ya que la vista de la cámara es un jpeg que va dentro, pero el archivo realmente es un raw, y eso es lo que LR utiliza).
      Dicho esto, el jpeg siempre seguirá dentro del raw, y puedes usar otros programas como Photo Mechanic (o muchos otros) para ver esta vista previa. O puedes usar programas como Instant Jpeg From Raw para extraer las vistas previas contenidas en los raw como archivos jpeg independientes (si bien ten presente que según la cámara, podrían ser de resolución completa, o bien más pequeñas en píxeles que la imagen raw).
      Por último, otra alternativa es la siguiente: que dispares en la cámara en jpeg + raw, y antes de importar, en Lightroom, vayas a Edición > Preferencias y en la pestaña General, marques la casilla “Tratar archivos jpeg junto a raw como fotos distintas“. De este modo, cuando importes tus raw + jpeg, tendrás en la biblioteca del Lightroom tanto el raw como el jpeg (verás ambos archivos para cada foto). Esto puede ser un lío porque tendrás 2 veces cada foto, pero podrás consultar el jpeg como referencia si te interesa, o incluso en algún caso a lo mejor hasta prefieres procesar el jpeg que el raw si los ajustes que has de hacer son leves.
      Espero que algo de lo anterior te ayude, un saludo.

Leave a Comment