Mi nombre es Carlos Oliveras, llegué a este planeta en la década de los 70 y llevo toda mi existencia tratando sin éxito de entender qué pinto aquí. Sobrevivo como puedo en la ciudad de Barcelona y soy economista de formación, si bien estudié para ser entrenador deportivo al terminar la carrera aunque al final acabé trabajando de traductor especializado en tecnología. Cuando mi salud me lo permite, mi actividad laboral tiene más que ver con la fotografía, el retoque fotográfico y la formación en estos temas que con cualquier otra cosa, así que visto en perspectiva, puede parecer que no tengo mucho criterio, y a lo mejor es cierto, pero mi extraño itinerario vital ha sido mi forma de adaptarme a las cosas que me han ido ocurriendo. Sufro una discapacidad física que no me pone las cosas tan fáciles como querría, aunque creo que otras cualidades, como mi gran talento, compensan sobradamente esta limitación 🙂

Este ciberrincón internáutico es un blog donde abordo temas relacionados con fotografía y procesado digital, especialmente Photoshop y Lightroom, y trato de hacerlo con algo de humor. Por un lado, es una forma de proporcionar una referencia sobre mis habilidades y promocionarme un poco. Pero, fundamentalmente, lo hago porque me apasiona este tema en general y disfruto compartiendo estas cosillas – hace unos 14 años que empecé a utilizar Photoshop (y más de 20 que uso programas de este tipo) y todavía no me he cansado, al revés: al principio, con la llegada de la fotografía digital, esto de procesar las fotos me parecía algo tedioso, faena adicional. Pero con el tiempo he llegado a apreciarlo y disfrutarlo como una fase creativa más, como una herramienta que complementa y potencia nuestros principales recursos de trabajo: el material fotográfico y la capacidad de ver e imaginar. El horizonte que se nos plantea hoy en día en fotografía es tan amplio e ilusionante, que el mero hecho de disponer de tanta libertad para elegir en qué dirección queremos ir es ya un desafío en sí mismo.

Espero que encuentres información de utilidad en esta página, o como mínimo, que te resulte entretenida. ¡Gracias por tu visita!

Carlos

—NOTA—

Tal como comenté en esta entrada, y mencioné en esta otra,  los últimos años he sufrido la agresión sistemática de una serie de pisos turísticos que envuelven mi vivienda y que me han hecho la vida imposible. Esta situación ha terminado por agravar patologías que ya sufría y ha deteriorarado muy severamente mi salud tanto física como psicológica, además de poner en situación de riesgo vital a un familiar directo que sufre el mismo tormento. Continuo con la página como puedo, en parte como terapia, pero he tenido que reducir notablemente mis actividades y digamos que algunos días son peores que otros. Gracias por vuestra comprensión y apoyo.