No apto para amantes de compactas bolsilleras: Canon EF 1200mm f/5.6L

In Tecnología y reflexiones by Carlos A. Oliveras11 Comments

Una curiosidad que vi hace ya unas semanas en dpreview y que me llamó la atención: se ve que existe un objetivo Canon EF (la montura estándar, para máquinas de formato completo) ¡de 1200 mm! (En una APS-C imagino que la cosa se irá a los 1920mm). La criatura pesa 16,5 kg (debe de contener más vidrio que el edificio de “La jungla de cristal”) y parece ser que solo se fabricaron 20. Sin embargo, un ejemplar de segunda mano ha sido puesto en venta por 99.000 £ (unos 123.000 euros).

Si todavía no estáis convencidos, aquí un análisis que hicieron en B&H. ¿Alguien se ha decidido? ¡Pues que corra a comprarlo aquí!

canon-ef-1200mm con cámara

Además de su calidad óptica, considero que tiene una serie de ventajas que no deben ser pasadas por alto:

  • Si te cansas, puedes ponerlo en vertical y usarlo de taburete
  • Es posible usar la tapa para jugar con ella como si fuera un frisbee
  • Trae una caja de transporte apta como maleta para viajes interplanetarios
  • Si vuelves a casa y te has dejado las llaves, sirve como ariete para echar la puerta abajo
  • Se rumorea que los otros 19 ejemplares los compró Chuck Norris
  • Ideal para retratar a la suegra o cualquier personaje que no quieras que se te acerque a menos de 1 kilómetro. Eso sí, para que pose tendrás que darle instrucciones por el móvil
  • Contrariamente a lo que pueda parecer, mejora la estabilidad del trípode, pues posiblemente las patas se te hundan unos 10 centímetros en el suelo
  • Si consigues ponerlo en órbita, puedes hacerle la competencia al Hubble
  • Cuando salgas a hacer fotos con tus amigos, quedará claro quién es el profesional del grupo, el más mejor, el p*to amo
  • Hay que tener un objetivo en la vida, ¿no? Pues puestos a tener uno, ¡que sea grande! (Gracias Paqui)

En definitiva, yo creo que es ideal, ¡y el precio es de ganga! ¡Rápido, que al vendedor se lo quitan de las manos!

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Comments

  1. Jaja, pobre cámara, ahí pegada tristemente a un gigante prepotente, quien, por otro lado, no sería nadie sin ella, pero ya ves, a ella no la mira nadie, todos los ojos se van al pedazo de parásito que la tiene atrapada con ese… tamaño… qué, por otro lado, si bien se mira, también tiene su aquel, dice la cámara (o cuerpo), que sin un objetivo en la vida no se puede ir, así que… 🙂

  2. Curioso… Muy curioso…
    Me parece mas práctico y económico alquilar un helicóptero para acercarse a la escena y usa una focal de 50mm.
    Saludos.

  3. Objetivo ideal para hacer un robado,si antes no te tienen que llevar al masajista.

  4. Para quien dice que suerte de tener Nikon para no caer en la tentación… la bestia de las bestias, el Nikkor 1200-1700mm: The Mother of All Super Telephoto Nikon Lenses.

    Con un peso de 16Kg. fue construido por Nikon a principios de los 90, con un precio de partida de unos 60.000 €. Hace tiempo que no se les ve circular por ahí, supongo que por lo “manejable” que es y que su fabricación quedó limitada a menos de 20 unidades.

    Si queréis ver una foto de lo cómodo que es llevarlo aquí: http://www.petapixel.com/assets/uploads/2012/04/12001700_mini.jpg

  5. Author

    Qué bueno lo del Nikkor, y qué curioso que también hicieran 20 unidades. Pero lo mejor, que ese además sea zoom: ¿hará falta un par de ayudantes a cada lado para hacer girar el anillo? xD Para los interesados, aquí un enlace de Nikon con más datos sobre la historia de este artefacto.

    Gracias a todos.

  6. Parece una cápsula espacial pegada a un módulo orbital. También parece una napia que como dijo Quevedo en aquel famoso verso :
    Érase un hombre a una nariz pegado,
    érase una nariz superlativa,
    érase una nariz sayón y escriba,
    érase un peje espada muy barbado.

    Era un reloj de sol mal encarado,
    érase una alquitara pensativa,
    érase un elefante boca arriba,
    era Ovidio Nasón más narizado.

    Érase el espolón de una galera,
    érase una pirámide de Egipto,
    las doce Tribus de narices era.

    Érase un naricísimo infinito,
    muchísimo nariz, nariz tan fiera
    que en la cara de Anás fuera delito.

    Jajaja.. Gracias y buen provecho

Dejar una respuesta